Complejo de Agripina, “amor de madre”

El complejo de Edipo, presentado y teorizado por el psiocoanalista Sigmund Freud, se basa en el relato de Sófocles llamado Edipo Rey. Sófocles cuenta la historia de Edipo que, no sabiendo quiénes eran sus progenitores, mató al monarca Layo y se casó con Yocarta. Casualidades de la vida, el primero resultaría ser su padre y la segunda, su madre. Así, Freud utiliza a Edipo para designar la fase del desarrollo psicoemocional del niño en el que éste siente rechazo hacia su padre y apego a la madre. Del mismo modo, Carl G. Jung establecería un complejo análogo pero aplicado a las mujeres: el Complejo de Electra. Utilizando los mismos relatos míticos en los que se inspiró Freud, Jung apela a Electra, hija de Agamenón y Clitemnestra, cuyo padre sería asesinado por Egisto, el amante de su madre. Ante el profundo amor que Electra sentía por su padre, convencería a su hermano Orestes para que lo vengase matando a Egisto y a la propia Climnestra.

En el caso de Electra se ha producido una situación de incesto evidente y, lo que es más importante, consciente. Pero ¿qué pasa con Edipo? Al pobre se le ha estigmatizado y ni tan siquiera sabía lo que estaba haciendo. Es por ello que, al enterarse, se arrancaría los ojos para no ver la aberración que acababa de perpetuar. Aunque cometiera incesto, Edipo no quería hacerlo. Eso es lo que parecieron haber pensado los psiquiatras belgas Sollier y Courbon, que encontraron inexacta la denominación de Freud. Para ellos, el mejor estandarte del amor entre un hijo y su madre no sería otro que el mito de Agripina, la emperatriz romana que sedujo a su propio hijo: Nerón.

Cuentan las leyendas que se conservan sobre esta desconocida mujer que fue una de las más bellas emperatrices, con un carácter implacable y ambicioso, cruel en ocasiones. El año 28 d.C. se casaría en primeras nupcias con Cneo Domicio Ahenobarbo, de cuya unión nacería una de las figuras más inquietantes de la historia clásica, el emperador Nerón. Las fastuosas y orgiásticas celebraciones de Nerón han llegado hasta nuestros tiempos como un ejemplo de la decadencia, los excesos y la locura del Imperio Romano. No en vano se dice que Ahenobardo era un hombre violento y brutal, y que Agripina llegaría a afirmar que de su unión solo podría nacer un monstruo. La emperatriz era hermana del sanguinario Calígula, con el cual mantenía relaciones sexuales. Según se cuenta, también se prostituía para él en los círculos de la corte imperial.
Cuando Nerón llegó al trono con 16 años, Agripina trató de controlarlo para poder gobernar a través de él. La relación entre madre e hijo, además de ser incestuosa, sería complicada. Tras muchos tiras y aflojas para hacerse con el control del Imperio, Nerón mandaría a tres verdugos con tal de acabar con la vida de su madre. Ella misma pediría que le traspasasen el abdomen con una espada, pues ahí fue donde se gestó el hijo que la estaba matando. Cuentan que la imagen de Agripina perseguiría a Nerón hasta su muerte, volviéndolo loco y causándole una gran agonía.

Muerte, violencia, incesto, traiciones, sexo, poder… A veces, como vemos, una leyenda romana supera a cualquier telenovela moderna.

About these ads

Acerca de onlyanurse

Enfermera Salud Mental e Investigadora. Terapeuta Reiki. Editora en "Only a Nurse" y "Enfbook". Mental Health Nurse and Researcher. Reiki Practitioner. Editor in "Only a Nurse" and "Enfbook". ॐ Yo soy mi peor enemigo, los demás son meros aficionados. ॐ
Esta entrada fue publicada en Mental, Sex y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s