Desmontando Mitos: La Sexualidad Masculina.

Sexualidad Masculina.

 
Hay una idea muy difundida en la población masculina: los varones no tienen por qué instruirse sobre sexo pues ya lo saben todo. Sin embargo, saber, conocer y conocerse, lejos de ser una señal de debilidad, puede ser la llave para mejorar su vida íntima y la de sus parejas.

Mito 1: El tamaño del pene influye en el placer

Este asunto da origen a un frondoso fabulario. Primero, algunas aclaraciones: el tamaño del pene oscila muchísimo entre hombre y hombre y, a su vez, no existe relación entre el tamaño corporal y el tamaño peneano.

 

Desde tiempo inmemorial, se ha asociado un pene grande a la fuerza y al poder. Por eso, no es extraño que absolutamente todo lo supuesto como fortaleza, potencia sexual o virilidad esté colocado sólo en sus proporciones.

Es preciso decir que el placer de un hombre y una mujer no tienen absolutamente nada que ver con el tamaño del pene. Y por una sencilla razón: sabemos -con seguridad- que el área de mayor sensibilidad femenina es el clítoris y la entrada del conducto vaginal. Entonces, todo órgano masculino capaz de rozar firmemente la zona inicial de la vagina estará tocando directa o indirectamente el clítoris y la parte anterior vaginal. Con eso es suficiente.

Lo importante es que en el momento del coito la pareja en conjunto busque la zona de mayor sensibilidad. Ser un buen amante no reside en la anatomía y sí en el aprendizaje, la sutileza, el buen gusto y el interés por el otro.

Mito 2: Cuanto mayor la frecuencia, mayor el desgaste (sexual, físico, etc.)

Esta creencia, tan difundida como falsa, supone que el hombre tiene un “stock” de orgasmos ya determinado congénitamente. Y una vez superado ese límite, la vioda sexual está terminada.

La verdad es exactamente lo opuesto. La sexualidad es como un acumulador, una batería de automóvil: cuanto más se la use, más y mejor andará. “La función hace al órgano”, y un buen funcionamiento provoca una mayor recarga de energía, con todos los beneficios que conlleva.

Mito 3: El hombre nunca falla 

Este mito ha provocado más “fallos” que ninguna otra causa conocida. El hombre adulto normal suele tener una insuficiencia eréctil cada 5 ó 6 intentos de coito. Quien dice que nunca ha fallado, miente. Una simple preocupación o una distracción en el momento de máxima tensión son suficientes para provocar la pérdida del mecanismo productor de la erección.

Mito 4: El deseo y la potencia sexual disminuyen notoriamente después de los 40-45 años

Esta creencia no tiene el más mínimo fundamento científico. La capacidad de tener erecciones, mientras el sistema nervioso central y el resto del organismo estén sanos, se mantiene (con ligeras variaciones lógicas) toda la vida.

Lo que sí es evidente, es que los estímulos necesarios para producir una erección a los 20 años, no serán los mismos -ni en cantidad ni en calidad- que a los 50. Pero los hombres de esta edad desean tener una sexualidad (y los nervios, la piel y las arterias)de un muchacho treinta años menor y, como esto es imposible, creen que están acabados y que han llegado a la edad senil. Para muchos, será sorprendente saber que una gran cantidad de ancianos, adecuando su desempeño a su edad, tienen una vida sexual saludable y feliz.

Mito 5: El alcohol es un estimulante sexual 

Primero, debemos recordar la notable acción depresora y fuertemente inhibitoria que ejerce el alcohol sobre el sistema nervioso. Además, retarda todos los reflejos y dilata los vasos sanguíneos. La inhibición de los reflejos dificulta la erección, de ninguna manera la facilita. A largo plazo, la inhibición de la erección tiende a instalarse, porque el alcohol lesiona el hígado, donde se metaboliza la testosterona. En los alcohólicos crónicos, hay una evidente disminución de esta hormona, esencial para el mecanismo de la erección.

Sin embargo, para algunas personas tímidas o que padecen sentimientos de culpa, el alcohol funciona –en los primeros momentos- como un tranquilizante, algo que desinhibe y que permite un mayor acercamiento relajado de las personas. De allí la fama de afrodisíaco que ha ganado. Lo que desconocen (o no desean saber) quienes lo consumen es la acción depresora posterior y (a largo plazo y por el uso continuado), el efecto nocivo sobre la salud en general y la sexualidad en particular.

Juan Carlos Kusnetkoff, sexólogo.

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/ciudad/salud/5-mitos-y-verdades-de-la-sexualidad-masculina.aspx

Acerca de onlyanurse

Enfermera Salud Mental e Investigadora. Terapeuta Reiki. Editora en "Only a Nurse" y "Enfbook". Mental Health Nurse and Researcher. Reiki Practitioner. Editor in "Only a Nurse" and "Enfbook". ॐ Yo soy mi peor enemigo, los demás son meros aficionados. ॐ
Esta entrada fue publicada en Hombre, Sex y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Desmontando Mitos: La Sexualidad Masculina.

  1. Alan Rulf dijo:

    Dichosos mitos…

    Creo que algo opinarás de mi entrada del próximo jueves. No seas despiadada, no es un texto científico, sino sólo parte de un relato.

    Saludos.

  2. Mael dijo:

    “Mito 2: Cuanto mayor la frecuencia, mayor el desgaste (sexual, físico, etc.)”
    Es lo que yo le digo a mi esposa, el año pasado intente 365 veces hacer el amor contigo… pero solo funciono…

  3. Mael dijo:

    Acabo de leerlo. Mi esposa tiene gatos… Yo comprendo que los gatos no la hacen enojar ni tampoco se pelean con ella. Hubo veces en que me sentí menos que cualquiera de los gatos que tenemos (teníamos 3, ahora solo 2).

    El tener relaciones tambien implica gustos diferentes en mi y ella. A mí me gusta ir a lo que voy pero ya en ello me gustan los besos y caricias, hablar poco. Mi esposa gusta de otras cosas.

    Yo deje de plano lo del “placer inmediato y sin esfuerzo” porque nunca me lleno, el problema es que a veces quisiera tener tiempo para preparar algo bonito pero el trabajo de ambos nos hace llegar a las 6 de la tarde a la casa y solo para atender a nuestra hija y hacer los quehaceres domésticos.

    Estoy pensando seriamente en contratar una domestica.

    ¿Pero como es que aguantan tanto tiempo sin tener relaciones?

  4. onlyanurse dijo:

    Hay culturas en las que el matrimonio no se basa en el amor romántico, de hecho, este tipo de asociaciones maritales es relativamente moderno, en la antigüedad, los matrimonios los concertaban los padres por economía o política.

    Los/as japoneses/as de los que habla el vídeo, subliman la relación sexual en pareja por una autosatisfacción inmediata y, muchas veces, más satisfactoria. Actualmente, sobre todo en Tokio, el ritmo de vida es frenético, trabajan muchas horas, comen mal, sus viajes de casa al trabajo y viceversa los pasan hacinados en vagones de metro bajo tierra… (tampoco dista mucho de Madrid o Barcelona, te lo aseguro) Cuando llegan a casa están extenuados y no les apetece hacer el esfuerzo de seducir a la pareja para mantener relaciones sexuales, y mucho menos el esfuerzo físico que estas conllevan. Sin embargo, en esta puntera cultura, han conseguido mantener la estabilidad en la pareja obteniendo pequeñas descargas de endorfinas mediante el porno y el sexo puramente sexual, sin emociones, transformando a sus objetos sexuales en fetiches muy dispares de sus parejas o de una mujer/hombre de carne y hueso. Así, la pareja sigue intacta, no hay frustraciones por “no cumplir” y no hay culpabilidades por ver películas porno o masturbarse o sexo con prostitutas, porque es lo estandarizado y políticamente correcto.

    Personalmente, me parece incluso aceptable el que sea consabido a que mi pareja se “vaya de putas” o tenga una aventura (como hacen muchos y muchas) y tácitamente nuestra pareja no sea una relación abierta, al menos no de forma unilateral. Todos los modelos son válidos siempre que haya consenso entre las partes, no haya engaños ni culpabilidades y/o reproches, pero tiene que ser una decisión de ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s